FUNDACIÓN EDUCATIVA

CARLOS M. CASTAÑEDA 

La libertad de prensa y la vida y legado de Carlos M. Castañeda

15 de mayo de 2009

El profesor y escritor Andrés Candelario presentó una interesante conferencia ilustrada sobre la vida y la obra de Carlos M. Castañeda en la sede de la Unión de Cubanos en el Exilio (UCE) de Puerto Rico. 

Candelario se refirió a su larga trayectoria en defensa de la libertad de expresión en el continente desde la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP y a su apoyo a los periodistas independientes de Cuba.

A la conferencia siguió una animada sesión de preguntas y respuestas y luego los presentes disfrutamos de una merienda preparados por las señoras de la UCE.

La Alianza Dominicana de Puerto Rico y la Fundación Educativa Carlos M. Castañeda auspiciaron un conversatorio sobre la influencia de Carlos M. Castañeda en el periodismo moderno en Puerto Rico y la República Dominicana.  El conversatorio, que tuvo lugar en la sede de la Alianza, en Santurce, fue conducido por el periodista Sucre Vásquez Guzmán, quien desde muy joven trabajó junto a Castañeda en la redacción de El Nuevo Día, y el periodista Julio Hernández conocedor de su trayectoria en el periodismo puertorriqueño y dominicano.  


Esta actividad resultó ser un genuino conversatorio porque los asistentes, con su animada participación contribuyeron a que se creara un productivo intercambio de ideas, no sólo sobre la importancia de Castañeda en el periodismo antillano, sino también sobre el futuro de la profesión en nuestros países en el siglo XXI. 

Claudo Matos dio la bienvenida a nombre de la Alianza Dominicana y presentó a Sucre Vázquez quien habló de sus experiencias en el periodismo y las enseñanzas de Castañeda. Para Sucre, el verdadero periodista viene al mundo con esa semilla, con una aptitud de nacimiento, que no se aprende en la universidad.  Cuando estudia periodismo desarrolla esa aptitud nata.  

Indicó que lo más importante para un periodista según el Maestro es la capacidad en el manejo del lenguaje, pero no un lenguaje rebuscado, porque hay que escribir con corrección pero también con sencillez para que lo entienda hasta un niño de tercer grado. 

Sucre relató que cuando Castañeda llegó a Puerto Rico en 1970, existía un periodismo localista, sin visión de mundo, lo mismo que en Santo Domingo cuando llegaron él y Castañeda en 1985 a modernizar los periódicos Hoy y El Nacional. El periodismo que llevaron ellos, era muy distinto al que se practicaba en Santo Domingo, pero la semilla del cambio prendió y ahora ése es el tipo de periodismo que se practica allá.

Sucre recuerda que Castañeda insistía en que el buen periodismo exige del periodista precisión, trabajo, acuciosidad, detalle, y buen manejo del lenguaje. Pero también se plantea una competencia entre la imagen y la palabra, y se destaca la importancia de la imagen, lecciones que Castañeda aprendió a su paso por la revista LIFE en español. 

Estos temas despertaron el interés de la audiencia y dieron lugar a una animada discusión en la que los presentes contribuyeron con sus ideas y conceptos.

La influencia de Carlos M. Castañeda en el periodismo en la República Dominicana y en Puerto Rico

13 de junio de 2009

La Fundación Educativa Carlos M. Castañeda (FECMC) y el Centro para la Libertad de Prensa en Puerto Rico (CLP) co- auspiciaron el conversatorio "Carlos M. Castañeda: Una vida por el periodismo y la libertad de prensa",  en la Sala de las Artes A, ubicada en el edificio Barat Sur de la Universidad del Sagrado Corazón, en Santurce.


Helga Serrano, directora del CLP dio la bienvenida a los presentes y Aileen Castañeda, lo hizo a nombre de la FECMC y habló sobre el propósito de la fundación de continuar la obra de Castañeda a través de las becas y de actividades educativas como la de esa noche.  Ana Teresa Toro, quien obtuvo una beca de la FECMC y ahora es reportera de El Vocero, presentó a los expositores.

El periodista y diseñador gráfico José Luis Díaz de Villegas, quien compartió con Castañeda una gran parte de su trayectoria en el diseño gráfico de los periódicos, nos brindo una exposición muy amena y anecdótica, además de instructiva. Fue complementada por la proyección de imágenes que ilustraban su creatividad y originalidad en el uso de la gráfica y el diseño como ingredientes esenciales en la presentación de la noticia.


La periodista Nilsa Pietri compartió algunas de las lecciones que aprendió de Castañeda durante la creación y lanzamiento de Primera Hora, segundo gran éxito periodístico de CMC en Puerto Rico, 27 años después del primero. Nilsa salpicó su presentación con anécdotas sobre las ocurrencias de CMC. 

Candelario se refirió a larga trayectoria de Castañeda en defensa de la libertad de expresión en el continente desde la Comisión de Libertad de Prensa de la SIP y a su apoyo a los periodistas independientes de Cuba.


Al final, hubo una sesión de preguntas y respuestas, moderada por Lillian Castañeda, que suscitó un animado debate sobre el futuro del periodismo en estos días de Internet y sobre lo qué hubiera pensado y cómo hubiese actuado Castañeda si estuviera todavía entre nosotros. 





        

"

















  Carlos M. Castañeda:

 una vida por el periodismo y la libertad de prensa
10 de septiembre de 2009

Actividades de la FECMC en 2009 en Puerto Rico


Carlos M. Castañeda y la libertad de prensa

25 de septiembre de 2009

El viernes, 15 de mayo se llevó a cabo el Conversatorio Periodístico: La Libertad de Prensa y la Vida y Legado de Carlos M. Castañeda en Teatro Carmen Delia Dipiní en Bayamón, auspiciado por la Organización de Comunicadores y Periodistas Independientes de Puerto Rico (OCPI), el Municipio de Bayamón y la Fundación Educativa Carlos M. Castañeda (FECMC).

La vicepresidenta  de la OCPI, Maritza Francisco, maestra de ceremonias, inició la actividad dando la bienvenida a Lillian Castañeda y a Aileen Castañeda, presidenta y vicepresidenta de la FECMC. Asimismo, presentó a Gilberto Ramos, presidente de la OCPI, quien hablaría sobre la libertad de prensa y a la comunicadora Nydia Suárez, quien laboró por muchos años en el periódico El Nuevo Día y conoció muy de cerca a Castañeda.  Suárez hablaría de la vida y la obra de su mentor y maestro.

Ramos denunció que en países como Cuba, México y Venezuela, la prensa independiente es perseguida, encarcelada y atropellada. En los primeros dos casos es perseguida por los gobiernos dictatoriales y en el caso de México y otros países, sufren principalmente a manos de los narcotraficantes. Esto hace que la lucha de los periodistas en nuestra América sea “heroica y llena de sacrificios”.  Alertó que en Puerto Rico también la libertad de prensa está amenazada por la corrupción existente a distintos niveles, lo que ha dado lugar a que la prensa en algunas ocasiones se haya visto obligada a entregar material periodístico.

Ramos le dio lectura a una carta recibida del periodista venezolano Héctor Héreter quien también trabajo con Castañeda en Puerto Rico, y ahora reside en Venezuela.  Héreter expresa: “Eso que se llama libertad de prensa está en constante ataque por oscuros intereses ya bien sean políticos o económicos. Por tanto, la pérdida de esa libertad en cualquier país del mundo, por más lejos que suceda, nos afecta a nosotros, en un mundo globalizado la indiferencia es inaceptable porque conduce a la complicidad ante un crimen en pleno desarrollo.

El segundo turno correspondió a Nydia Suárez, quien se refirió a su pasión de comunicar “porque resume el legado que me dejó Carlos Castañeda. Lo considero EL MAESTRO (con letras mayúsculas), de mi oficio.” Nydia nos cuenta que habiendo llegado muy joven al periódico, bajo el ala de Castañeda tuvo que aprender a hacer de todo:  planificar, reportar, escribir, emplanar y titular sus reportajes y  finalmente, esperar por el muñeco desnudo del periódico para ver qué anuncios tenía y cómo se acomodaba todo el paquete editorial y gráfico.  “Así aprendí a hacer  lo que Castañeda llamaba vestir el muñeco.”

“¡Tiempos felices aquellos! ¡Lo único que era más importante que un periodista era un fotoperiodista!  Porque en su pasión por comunicarle al lector la información a través de todos los sentidos, los que llevaban la cámara en mano eran algo así como los divos de aquel recinto. Todo respondía a la  obsesión de Castañeda de provocarle estímulos al lector..."

"Tal vez el legado más grande que me dejó fue el aprender a escudriñar lo que redactaba para asegurarme de que había incluido palabras que estimulaban los diversos canales sensoriales por donde entra la comunicación, entre ellos la vista y el oído.  Años después, interesada en el estudio de la ciencia de la neuroligüística, aprendí que Castañeda poseía intuitivamente este conocimiento de comunicarse estratégicamente con el subconsciente de los individuos mediante la selección de las palabras."

"Castañeda nos hizo adictos a inventar mil y una maneras de seducir al lector. De presentarle una serie de estímulos a manera de anzuelo para que se asomara a la información. Para que captara desde la foto y el calce de qué iba la cosa.  Para que no tuviera que leer demasiado. (Algo que nos retorcía las entrañas a los defensores de la palabra pero que con el tiempo llegamos a comprender)."

"No se me ocurre otra imagen que la de un tatuaje cuando pienso en el legado de Castañeda. Para bien o para mal, nos marcó de por vida a los que nos formamos bajo su ala. Me consta que todos todavía lo escuchamos. Y sentimos sobre nosotros esa mirada chispeante cuando vamos a tomar una decisión, la que sea, en el proceso de comunicar. Dentro de un periódico o fuera de él."

"Más que un diploma llevo conmigo un certificado de contagio...infectada de por vida con  la pasión por comunicar."

Al final, los periodistas contestaron las preguntas del público y para concluir, Aileen, hija de Castañeda, dio las gracias a los panelistas y al público en nombre de la Fundación Educativa Carlos M. Castañeda. Indicó que “el proceso de educarse nunca termina...en el campo de la comunicación, mientras más herramientas posee el periodista, mejor puede realizar su labor.  Ante la actual crisis en los medios, el periodista debe utilizar su creatividad en la búsqueda de nuevas formas de comunicar."

Entre los presentes en la actividad figuraba Helga Serrano, directora ejecutiva del Centro de Libertad de Prensa de Puerto Rico, estudiantes de periodismo, representantes de la OCPI y del Municipio de Bayamón y periodistas de diversos medios del país.